miércoles, mayo 04, 2011

SINFONÍA MALEVOLENTE



Sumida en la inmensidad de fantasía infinita,
amparando la soledad bajo su regazo.
Misteriosa flor, que vive en un campo de espinas.
Melodía silenciosa, que permaneces suspendida en mi mente,
cuyos cánticos etéreos danzan en mi pensamiento
convirtiendo su presencia en perverso fervor que desgarra el alma muerta,
revive los azotes de furia que este cadáver putrefacto
siente por aquel que fue amado.

Un concierto patético, cuya
sinfonía relata el agravio hecho…
las notas suaves y armónicas relatan
recuerdos rezagados bajo el frío calor de esos labios,
que aún tocan mi cordura hasta hacerme caer.
Conciencia desechada, mente confusa…
invocan la nostalgia,
olvidada bajo lágrimas derramadas ya evaporadas.

Santa y siniestra pasión efímera
que ha descuartizado todo sentimiento de afecto.
Eres insoluble sinfonía en el recuerdo casi olvidado,
existe nostalgia, perdura mi odio…

Las notas se alzan y se vuelven estridentes,
la melodía celestial se ha esfumado.
El concierto es pesadilla eterna…
el lóbrego autor de esta locura permanece
sentado frente a mí,
él es el ejecutor de la obra,
el demonio hecho hombre.
La melodía danza, se eleva y chilla lastimosamente
hasta que los espectadores ensordecen.

Les presento la sinfonía de la malevolencia,
cuyos cánticos etéreos deambulan en mi mente,
quien es la culpable de mi locura,
la causante de mi suicidio.